Esperado regreso ANIMAL a GAP

La banda regresó a la ciudad el último sábado. Tocaron en GAP en un show para recordar.

Por Dami Trejo

Un lindo sol estuvo presente durante  todo  el  sábado en Mar del Plata y la noche fresca invitaba a presenciar el regreso de  una gran banda de metal nacional, con todo su poder latino: ANIMAL.

Fue en GAP y participaron cuatro bandas soportes. La primera de ellas fue Reptil, grupo de heavy metal local con varios años de trayectoria. Luego fue el turno de Mil Odios, el cual podría decirse que es Death metal melódico pero hay otros condimentos. Son bastante particulares, con la voz de Mayra, tan gutural y podrida. Con sonidos modernos y duros dieron un set bien ajustado y contundente.

La siguiente formación que pisó el escenario de GAP fue Deja Vú. Su historia es particular. Nacieron en Mar del Plata pero hace  varios años están radicados en Buenos Aires, con algunos cambios en su formación. La agrupación liderada por la voz y guitarra de Franco de Viccenzi hace una mezcla de metal alternativo, post grunge, power rock, con buenos arreglos melódicos. Finalmente, la cuarta  banda antes del plato fuerte fue Aarón, trío de la ciudad de Balcarce. Su estilo es el power metal o  metal clásico. Por  momentos  me recordaba  a Iron Maiden o Rata Blanca. Es raro ver que el  baterista sea cantante a la vez. Mostraron un listado de  temas propios con larga trayectoria en la movida.

Llegó el momento más esperado. Ya pasada la trasnoche, luego de casi diez años de disolución volvió A.N.I.M.A.L. (Acosados  Nuestros Indios Murieron Al Luchar). La banda  liderada por Andrés Gimenez, luego de llenar dos  teatros Vorterix en Capital, inició una gira por varios puntos del país, junto a Titi Lapolla en bajo y coros y Marcelo Castro en batería. El power trío, cultor del numeral latinoamericano, con esta formación parece sonar intacto; hasta diría que mejor que  antes.

Abrieron con su clásico “Fin de un mundo enfermo” y la seguidilla “Guerreros urbanos”, “Familia (es la  oportunidad)”, “Aura”, “Revolución”. A estas alturas, el show contaba con mucho pogo y mosh, además de que se podía  bailar tranquilo. Aunque había  espacio y particularmente esperaba un poco más de convocatoria, igual estuvo  muy bueno.  Debo decir que hace  mucho no me  divertía tanto  en un recital. Muy buena la escenografía, formada con una gigantesca bandera, un par de alambrados a los  costados de la batería , que estaba bien alta sobre una tarima

Con la actitud que despliega siempre Gimenez, esta se hizo muy presente, tirando mensajes positivos o mucha onda, con su voz intacta y su guitarra bien afilada, sacándole miles de  sonidos bien pesados. La gracia y virtuosismo de Titi también aporta  mucho. Y ni hablar de la batería ejecutada por Castro, bien grande con  muchísimos cuerpos, platillos y doble pedal. Todos  tuvieron su momento de solos, bien recibidos y disfrutados.

Entre otras, durante el show tocaron las canciones “Combativo”, “Luchemos para no olvidar”, “Mas cabezas para  tu pared”, “Sol”, “Milagro”, “Barrio patrón”, “Escrito con sangre”, “Los que marcan el camino”, “Raza castigada”; el clásico “Solo por ser indios”; los  hits “El nuevo camino del  hombre”, “Lejos de casa”, “Hijos del sol”; la muy pedida “Loco pro”; ”Pueblos erguidos”, “Criminales de raíces”. Luego de un pequeño intervalo, Andrés invitó a subir a cantar al escenario a mucha gente  del publico el cover de Body Coun, “Cop killer”.

Fue el fin de un show en donde repasaron gran parte de su discografía, en dos horas de bien potentes de un recital inolvidable.

animal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s