CuatroCientosOnce: No es un número más

Entrevistamos a Franco Boroccioni, saxo y flautista traversa, haciendo un repaso por el pasado, presente y futuro de la banda

Nos remontamos en el tiempo. No mucho, hasta el 2012. Visualizamos, en principio, a tres personas. Rómulo, Lucio y Franco tocaban en una banda de reggae, pero tenían ganas de trazar nuevos caminos.

Agregamos otro nombre: Sol. Esporádicamente cantaba con ellos. Además, hacia soundsystem junto a Franco.

CuatroCientosOnce ya estaba ideada. Pero para concretar había que despegar esa banda. Dieron el sí y comenzaron. La primera formación se modificó con el correr del tiempo pero fueron pocos los cambios.

¿Quiénes son los integrantes actualmente? Anotá, son varios: Sol Borsini (Voz), Franco Boroccioni (Saxofón tenor y flauta traversa), Rómulo Tomaselli (Trompeta y flugelhorn), Lucas Colamussi (Trompeta y flugelhorn), Lucio Audivert (Guitarra), Fernando Deaño (Guitarra), Federico Echeverria (Bajo), Matías Morales Manterola (Teclado), Federico Balleriain (Percusión), Fernando Loperena (Batería).

¿Un montón? Diez. Pero organizados a la hora de grabar.

“Hacemos versiones de otros temas, entonces creamos situaciones diferentes dentro de un tema que ya está hecho. Muchos de esos escenarios salen de vivencias que pasan en los vivos, algo que se le ocurrió a alguno y lo trajo, o de fusionar diferentes versiones del mismo tema”, cuenta Franco Boro.

“A la hora de grabar somos bastante expeditivos: un poco por una cuestión económica y otro poco porque cuando llegamos al estudio los temas ya están super tocados. Somos una banda que tiene muchas presentaciones y aprovechamos a grabar en ellas”, agrega.

¿Cómo son sus recitales?

Por suerte no son esporádicos, tenemos una agenda movida y con diversos públicos. Podemos hacer shows de 30-45 minutos donde tocamos entre diez y 12 temas u organizamos fechas en las que hacemos tres salidas y suenan entre 20 y 23 canciones. A pesar de esas diferencias que pueden surgir, todos son dinámicos y bien arriba, pasamos por el funk, jazz funk, soul, reggae, boogaloo. En  resumen  son una fiesta.

CuatroCientosOnce tiene dos discos. El primer material, “CDXI”, lo grabaron a los pocos meses del nacimiento de la banda: “Debutamos en julio, en noviembre entramos al estudio y en diciembre teníamos todo mezclado y masterizado para mandar a replica. No tiene mucha pre ni pos producción. Queríamos un material digno para empezar a movernos y eso fue lo que hicimos”, indica Boro.

El segundo, “Baile Funk y defensa personal”, tiene más trabajo. Hay temas en vivo y en estudio. La banda llegó a grabar con las ideas muy claras por lo que hubo muy poca edición. Franco afirma que “no hay grandes magias en el disco. Es un material que se defiende en vivo. Si te gustamos en vivo, te gustamos en estudio y viceversa”.

Actualmente, están despidiendo su último disco; mientras preparan nuevo material para grabar el próximo año. Para el futuro próximo tienen la agenda cerrada hasta diciembre. Estarán tocando en Capital y Gran Buenos Aires. Además, hay grandes posibilidades de realizar una gira por Rosario, Entre Ríos, Córdoba. “Podemos sumar Mar del Plata”, comenta Franco.

Hemos viajado por el tiempo con CuatroCientosOnce. Ahora entremos a su intimidad.

El nombre de la banda surge se un capítulo de Los Simpson. “Algunos de los habitantes de Springfield dan clases de ‘Oficios’ tales como: cómo comer una naranja, cómo llevar un buen matrimonio, entre otros. Moe tiene la clase de ‘Baile funk y defensa personal’ y allí enseña la toma CuatroCientosOnce.”, explica el músico.

¿Qué objetivos tienen?

Van cambiando a medida que va pasando el tiempo. Somos una banda que nos proponemos metas constantemente a mediano plazo y por suerte las cumplimos. Esto nos permite disfrutar mucho de los diferentes procesos y llenarnos de satisfacción. Hoy el objetivo es grabar un tercer disco y viajar a la mayor cantidad de provincias que podamos para difundir nuestro material, compartir y conocer músicos de otros lados

Cada músico tiene distintas definiciones con respecto a qué es la música. La gente de CuatroCientosOnce dice que etimológicamente es el arte de las musas. Pero también, al margen de ser una combinación de sonidos y silencios, es una construcción cultural y estética. Explican que es un idioma universal, una rama del arte muy poderosa y precisa: “La música es una compañera incondicional”.

“Considero al arte como una visión subjetiva del mundo. Una combinación de emociones, técnicas, improvisaciones y nociones estéticas que, hecha a conciencia (y no meramente en un sentido solo comercial u ornamental), tiene una enorme capacidad de transformación, comunicación e inclusión”, afirma Franco con gran convicción.

Últimamente, el término “Música Urbana” está resonando bastante. Si yo tuviese que responder diría que es la combinación de ritmos con raíces negras que me remonta a los suburbios de varias ciudades de Estados Unidos en los años ’50, principios de los ’60. Ojo, tal vez no lo sea.

CuatroCientosOnce define su estilo y dice que “la música urbana obviamente trata temas concernientes a la urbe y sus habitantes, nacida muchas veces de sus estratos más humildes”. Y agrega que en un principio era Hip Hop, rap y sus derivados, aunque con el paso del tiempo el concepto se amplió a tal punto que abarca al pop, el punk, o el rock and roll.

“Los estilos musicales que suele escuchar la juventud es en sí música urbana, dado que el concepto ‘joven’ nace en la ciudad, como una nueva forma de vivir la urbanidad, enfrentarla y reaccionar hacia sus injusticias y prejuicios”, concluyen.

4112

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s